Sondas espaciales

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Saltar a: navegación, buscar
Ampliada-64.png Esta página debe ser ampliada o reestructurada

 

Hay que ampliar la sección Sondas en la ciencia ficción.

Una sonda espacial es un vehículo robótico no tripulado dedicado a la investigación espacial y/o planetaria. Siendo un medio simple, barato y efectivo de recabar información sin poner en riesgo vidas humanas, las sondas espaciales han sido comunmente utilizadas. A ellas debemos buena parte de nuestros conocimientos acerca del Sistema Solar.

Las sondas suelen constar de un chasis al cual se fijan sus instrumentos de observación (cámaras, espectrómetros, magnetómetros, altímetros...), componentes electrónicos (ordenadores y equipos de comunicación), la fuente de energía y la antena que enviará la información a la Tierra. También disponen de pequeños depósitos de gas y toberas con las que realizar pequeñas maniobras de posicionamiento.

La fuente de energía depende del tipo de misión. Las sondes enviadas a los planetas interiores o a Marte suelen disponer de paneles solares, que son una fuente barata de energía, pero las sondas enviadas más allá suelen estar alimentadas por dispositivos basados en la descomposición de isótopos radioactivos, debido a la escasa intensidad de la luz solar más allá de la órbita de Marte.

Las sondas en la historia espacial:

Desde finales de la década de los '50 hasta finales de los '70 las agencias espaciales, especialmente la NASA, dedicaron buena parte de sus esfuerzos a enviar sondas a otros planetas.

Después de estas dos décadas el programa de sondas se estancó. Los motivos son varios: el programa espacial soviético finalizó con la quiebra de la URSS y su colapso final. El programa espacial estadounidense no se detuvo, pero tras el éxito de las Viking y las Voyager parecía que no quedaba mucho más que estudiar, por lo que centró sus esfuerzos en el Transbordador Espacial, con vistas puestas en los viajes espaciales; una apuesta arriesgada y de final desafortunado. Sin embargo, desde los '90 hasta la actualidad se ha vivido un renacer de este tipo de investigaciones.

Esta que sigue no es una lista exhaustiva.

Sondas estadounidenses anteriores a los '90:

  • El programa Pioneer (19 sondas), comenzado en 1958 y finalizado en 1978. Se diferencian dos etapas en este programa, una primera (10 sondas) cuyo ojetivo exclusivo fue la Luna; y una segunda (9 sondas restantes) cuyos objetivos fueron Júpiter, Saturno y Venus.
  • Programa Ranger (5 sondas), comenzado en 1961 y finalizado en 1965. Su objetivo exclusivo fue la Luna.
  • El programa Mariner (10 sondas), comenzado en 1962 y finalizada en 1973. Sus objetivos fueron principalmente Venus y Marte, con un breve vuelo sobre Mercurio.
  • Programa Surveyor (7 sondas), comenzado en 1966 y finalizado en 1968. Su objetivo exclusivo fue la Luna.
  • El programa Voyager (2 sondas), prolongación del Mariner y comenzado en 1977. Se trata del más exitoso programa de investigación interplanetaria. Sus objetivos fueron Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y los límites exteriores del área de influencia del Sol.
  • El programa Viking (2 sondas), comenzado en 1975 y finalizado en 1983. Su objetivo exclusivo fue Marte, mediante orbitadores y sondas que se posaron sobre su superficie.

Sondas soviéticas anteriores a los '90:

  • Programa Lunik (24 sondas), comenzado en 1959 y finalizado en 1976. Su objetivo exclusivo fue la Luna.
  • Programa Venera (16 sondas), comenzado en 1961 y finalizado en 1983. Su objetivo exclusivo fue Venus.

Los rusos enviaron también sondas a Marte, pero su éxito fue escaso y quedó totalmente eclipsado por el de la misión Viking.

Sondas posteriores a los '90:

Marte:

  • Misión Mars Pathfinder, lanzada en 1996 y llegada en 1997. Fue una misión básicamente tecnológica cuyo objetivo no era tanto la investigación científica como estudiar la viabilidad de nuevas tecnologías.
  • Misión Mars Global Surveyor, lanzada en 1996 y llegada en 1997. Se trata de un orbitador cuyo objetivo ha sido la cartografía del planeta, con gran cantidad de fotografías y datos altimétricos.
  • Misión Mars Odyssey, lanzada y llegada en 2001. Se trata de un orbitador cuyo objetivo es estudiar la composición mineralógica de la superficie marciana.
  • Misión Mars Express, lanzada y llegada en 2003. Constaba de un orbitador y de un módulo de aterrizaje que fracasó.
  • Mision MER, llegada en 2004. Se trata de dos rover, Spirit y Opportunity, cuyo objetivo es la recopilación de datos de la superficie. Han resultado una de las misiones más exitosas enviadas al planeta, habiendo excedido por mucho la vida útil estimada por sus diseñadores.
  • Misión Phoenix, llegada en 2008. Se trata de la primera sonda que se posa cerca de las regiones polares.

Otros objetivos:

  • Misión Stardust, lanzada en 1999, su objetivo fue la recogida de material cometario para devolverlo a ala Tierra en 2006.
  • Misión Deep Impact, lanzada en 2004, su objetivo fue impactar un cometa en 2005.
  • Misión New Horizonts, lanzada en 2006, sus objetivos son Plutón en 2015 y explorar posibles objetos del cinturón de Kuiper entre 2015 y 2020.

Sondas en la ciencia ficción:

La sondas espaciales, como nuestros más importantes vehículos exploratorios en el presente, han despertado las esperanzas y la imaginación de muchos autores.

Es muy significativo el papel protagonista de la sonda Voyager en la primera entrega de la serie de películas de Star Trek, en el año 1979, cuando la Voyager 1 se encontraba precisamente sobrevolando Júpiter.

La sonda Pioneer 10 tiene un papel importante en Vasijas, relato publicado en 1985 por C.J. Cherryh.

Como simpel homenaje, las Voyager también aparecen en otras obras, como en el capítulo Parásitos perdidos de la tercera temporada de Futurama, donde en una estación de repostaje espacial podemos ver cómo Leela limpia del parabrisas de la nave de Planet Express los restos de una de estas sondas.

En la misma temporada de esta sería, en el capítulo Un dios entre nosotros, existe también un homenaje a las Pioner. Bender se encuentra vagando por el espacio (como una sonda, se podría decir) y se hace un melancólico grabado en la carcasa muy similar al que llevaban estas sondas.