Los chicos de la calle 400

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Saltar a: navegación, buscar
Los chicos de la calle 400
Autor: Marc Laidlaw
Otros títulos: No se le conocen
Datos de primera publicación(1):
Título original: 400 Boys
Revista o libro: Omni
Editorial: Omni Publications International Ltd.
Fecha Noviembre de 1983
Publicación en español:
Publicaciones(2): Mirrorshades: una antología ciberpunk
Otros datos:
Saga: No pertenece a ninguna saga
Premios obtenidos: No se le conocen
Otros datos: No hay otros datos
Fuente externa: Ficha en TerceraFundación
Notas:

  1. De la presente variante. Puede haber variantes anteriores. Consultar la fuente externa para ampliar información.
  2. Publicaciones en español las que la presente variante ha aparecido. Puede haber otras publicaciones de esta misma u otras variantes. Consultar la fuente externa para ampliar información.

Marc Laidlaw (1983)

El relato está ambientado en un Ciudad Diversión (o, al menos, este es el nombre que le dan las bandas callejeras a las que pertenecen los protagonistas).

Hay ecos de guerra en el sur y, a veces, se ve el cielo brillar por efecto de la radiación. Pero no se trata de un escenario apocalíptico.

La historia cuenta la aparición de una nueva banda: los "Chicos de la calle 400". Son gigantes que se divierten destruyendo edificios y arrasando la ciudad. Los protagonistas son miembros de una banda, los "Hermanos". El territorio de esta banda es cercan a la calle 400 y está siendo arrasado los Chicos. Incapaces de hacerles frente, los Hermanos reúnen a otras bandas y, todas juntas, se enfrentan a ellos.

Este relato es un claro ejemplo de los límites de la ciencia ficción. Los espacios urbanos degradados, la guerra, la cúpula que cubre la ciudad, las bandas callejeras... todo ello apunta al ciberpunk. El mismo estilo es ciberpunk: breve, directo, crudo y muy visual. Sin embargo, los Chicos son gigantes y el resto de las bandas tienen poderes psíquicos con los que les hacen frente. No es que los poderes estén fuera del ciberpunk (hay otros ejemplos como Muero por dentro, Akira y buena parte de la obra de Philip K. Dick), pero el conjunto de la trama está fuera de lo plausible.

Y, sin embargo, cuando uno lo lee sabe que es ciencia ficción. Todo el relato es mucho más cercano a Desafío total o a Akira (a quien recuerda) que a cualquier fantasía.

Podemos encontrar este relato en Mirrorshades: una antología ciberpunk.