Apocalipsis por desastres cósmicos

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Saltar a: navegación, buscar

‌‌‌Un apocalipsis por desastres cósmicos es un caso particular de escenario apocalíptico, en concreto, aquel en el que la Tierra es amenazada algún suceso cósmico, como la caída de un asteroide, el paso cercano de un cuerpo que altere su órbita o el eje de rotación, la conversión del Sol en supernova o desastres similares.

Las características que definen este tipo de escenario son distintas en función del momento en que se desarrolla la acción respecto al acontecimiento apocalíptico. El caso más habitual suele centrarse el lo que sucede antes del acontecimiento catastrófico y la reacción de la gente al saber que probablemente el mundo se acabará en un momento dado y cercano en el tiempo.

Los escenarios ambientados después de que la causa del desastre cósmico haya ocurrido, generalmente, toman la forma de un apocalipsis climático en el que el medio se ha vuelto hostil. Aunque existen excepciones que no pueden ser catalogadas de esta manera. ‌‌‌‌‌‌

Escenarios pre-apocalípticos:

El esquema tradicional de este tipo de escenario suele comenzar con hechos violentos (caída de meteoritos, terremotos, cambios climáticos instantáneos...) que alertan de un peligro mayor que amenaza la supervivencia de la especie. Se trata de una especie de obertura que pretende predisponer al receptor ante la amenaza que es el verdadero motor de la trama.

Detectado el peligro, científicos de todo el mundo se reúnen y elaboran un complicado plan que pretende salvar al planeta. A partir de este punto la historia se convierte en la aventura de los héroes que deben llevar a cabo el plan mientras la narración se alterna con escenas en las que hombres y mujeres normales tratan de sobrevivir en un mundo enloquecido y cada vez más violento.

En este momento queda establecido el escenario con sus características más comunes: amenaza apocalíptica, un plan improbable de salvación y una progresiva filtración de la información a la población.

Este último punto es quizás, a nivel especulativo el rasgo dominante más interesante de este tipo de escenario. La sociedad y el individuo, ante la amenaza de un fin total e inmediato, suelen escindirse y, dependiendo del tratamiento que quiera dar el autor, se nos presentan escenas de pánico, caos y violencia frente a otras de cooperación, superación y sacrificio.

Este tipo de obras son más frecuentes en el cine que en la literatura ya que las escenas previas a la amenaza o las de la misión de salvamento permiten a los realizadores centrarse en espectaculares imágenes que son, en realidad, el eje de la película. Los ejemplos son más que numerosos: Deep Impact (1998), Armageddon (1998), Núcleo (2003), Sunshine (2007), 2012 (2009), Señales del futuro (2009)...

Escenarios post-apocalípticos:

La mayoría de los escenarios ambientados en una época posterior al evento catastrófico suelen adoptar las características de un apocalipsis ecológico.

Es decir, el desastre cósmico, si no acaba con la vida en el planeta, deviene en una modificación más o menos radical de las condiciones de vida en el mismo, un cambio ecológico. Un aumento brusco de la actividad solar produce un recalentamiento global; una modificación orbital produce que las diferencias climáticas entre invierno y verano se vuelvan extremas, etc. Sin embargo, aunque la causa sea de tipo cósmico, dicha causa es irrelevante a la hora de determinar las características del escenario, ya que el rasgo dominante resulta ser la modificación del clima que hace insostenible nuestra civilización.

Pese a todo, existen también casos de escenarios apocalípticos posteriores al desastre y que no pueden ser considerados apocalipsis ecológico. Son aquellos en los que la causa del escenario persiste de manera continuada, sin modificar el clima pero amenazando la civilización.

Los ejemplos no son abundantes, pero se puede mencionar algunos como el planteado en Cowboy Bebop (Shinichiro Watanabe,1998), donde la destrucción de la Luna ha dado lugar a un anillo de asteroides que rodea la Tierra provocando una lluvia continua de meteoritos que hace inhabitable la superficie.

Desastres cósmicos no apocalípticos:

Más raros son los casos en los que la Tierra se salva sin haber sufrido daños.

En estos casos no cabría hablar de escenario apocalíptico en un sentido estricto. Sin embargo, la amenaza de un peligro capaz de acabar con nuestra civilización, el trabajo en común de las naciones en busca de una solución o de un plan alternativo que permita la supervivencia de la especie creando un refugio seguro para unos pocos, la reacción de la gente ante la posibilidad de una muerte cercana... todos estos elementos están presentes, por lo que bien cabría englobar estas obras dentro de la categoría que nos ocupa.

Un claro ejemplo de este tipo de escenarios podría ser El martillo de Dios (Arthur C. Clarke, 1993), novela en la que la Tierra es amenazada por un asteroide pero en la que la misión destinada a desviarlo tiene éxito y, finalmente, pasa junto a nuestro planeta rozando la atmósfera pero sin impactar con ella.

Escenarios apocalípticos
Nuclear Biológico Ecológico Por desastres cósmicos Guerra apocalíptica




3F-2 (Recortado).gif

Tercera Fundación

‌‌‌‌‌‌‌‌‌Índice en Tercera Fundación de obras relacionadas con Apocalipsis por desastres cósmicos.