Materia celeste

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Saltar a: navegación, buscar
Materia celeste
Autor: Richard Garfinkle
Otros títulos:  
Datos de primera publicación(1):
Título original: Celestial Matters
Revista o libro: Celestial Matters
Editorial: Tor Books
Fecha Abril de 1996
Publicación en español:
Publicaciones(2): Materia celeste
Otros datos:
Saga:
Premios obtenidos: Cromton Crook
Otros datos:
Fuente externa: Ficha en TerceraFundación
Notas:

  1. De la presente variante. Puede haber variantes anteriores. Consultar la fuente externa para ampliar información.
  2. Publicaciones en español las que la presente variante ha aparecido. Puede haber otras publicaciones de esta misma u otras variantes. Consultar la fuente externa para ampliar información.

Richard Garfinkle (1996)

Las premisas:

Materia celeste se presenta con el subtítulo de "Una novela de ciencia alternativa para uso de humanistas", lo que podría definirla muy bien, ya que es una novela de ciencia ficción dura... pero en el marco de la ciencia aristotélica.

En el escenario que plantea la novela (que tiene lugar mil años después de la muerte de Alejandro a los setenta años de edad) la ciencia de la Grecia clásica es cierta: la Tierra es el centro del universo, los planetas se mueven a su alrededor fijados a esferas de cristal, los fluidos humanos se componen de cuatro humores y la materia de cuatro elementos. En este contexto la Liga Délica, dirigida por las ciudades de Atenas y Esparta, está en guerra con el Reino Medio (China), cuya ciencia taoista basada en el chi también es cierta.

El eje de la novela es el viaje de la Lágrima de Chandra, una nave interplanetaria construida con materia lunar que tiene como misión llegar hasta la esfera de Helios para robar un fragmento del Sol y emplearlo como arma.

Sin embargo, las dificultades del viaje comienzan antes incluso de la partida, cuando comandos medianos intentan asesinar al comandante Ayax, oficial científico de la Lagrima de Chandra.

La novela:

Para tratarse de una primera novela, Materia celeste es excelente. El nóvum está a medio camino de la genialidad y la gamberrada. La narración es fluida y emocionante, los personajes son ricos en matices basados en sus orígenes que los distinguen entre sí (guerreros espartanos, científicos atenienses, médicos romanos, científicos taoistas...) y sus personalidades y evolución resultan completamente creíbles (siempre dentro del pacto de ficción al que nos obliga la novela).

Las descripciones de las naves y de las situaciones son a veces confusas, pero son tan diferentes de lo visto o leído en cualquier otra obra obra que capturan al lector apelando al más puro sentido de la maravilla.

En resumen, una obra original, bien narrada y muy recomendable.

¿Ciencia ficción?:

En vista de las premisas, cabe preguntarse, ¿es Materia celeste ciencia ficción o fantasía? No es una pregunta sencilla.

La ciencia de la novela no es la nuestra, sino la aristotélica y la taoista, y los dioses y espíritus están presentes, no en forma física, sino como visiones o revelaciones inspiradoras que dirigen a los protagonistas, pero igualmente reales.

No es raro encontrar obras de ciencia ficción que imaginan una física distinta. Por ejemplo, en La máquina de Pymblikot (1998) Daniel Mares imagina un universo en el que la velocidad de la luz es más lenta que la nuestra y en el que la gravedad disminuye con la cuarta potencia de la distancia. Así mismo, obras como Cazafantasmas (1984) incluyen espíritus y deidades y pueden ser consideradas ciencia ficción por el tratamiento que dan a dichos fenómenos (que son reales y pueden ser medidos).

Una de las características de la ciencia ficción es la especulación a partir del desarrollo lógico de las premisas de partida, y Materia celeste realiza un desarrollo lógico de las premisas de le ciencia griega, para mostrarnos cómo creían los griegos que era el universo. Sin embargo, obras claramente fantásticas como El Señor de los Anillos o las obras de Terramar de Ursula K. Le Guin también hacen un desarrollo coherente (y especulativo en el caso de la escritora estadounidense) de las premisas de las que parten.

Materia celeste está quizá más cerca de obras como las del Mundodisco de Terry Pratchett, por lo que debería ser clasificada de fantasía pero, en todo caso, la clasificación de esta obra puede ser debatida.

Premios:

Obtenidos:

  • 1997: Premio Crompton Croock a mejor primera novela