Astronautas (Lem)

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
(Redirigido desde Los astronautas)
Saltar a: navegación, buscar
Astronautas (Lem)
Autor: Stanislaw Lem
Otros títulos:
Datos de primera publicación(1):
Título original: Astronauci
Revista o libro: Astronauci
Editorial: Czytelnik
Fecha Fecha desconocida de 1951
Publicación en español:
Publicaciones(2): Astronautas
Otros datos:
Saga:
Premios obtenidos:
Otros datos: Ficha en Lemopedia
Fuente externa: Ficha en Tercera Fundación
Notas:

  1. De la presente variante. Puede haber variantes anteriores. Consultar la fuente externa para ampliar información.
  2. Publicaciones en español las que la presente variante ha aparecido. Puede haber otras publicaciones de esta misma u otras variantes. Consultar la fuente externa para ampliar información.

Stanislaw Lem (1951)

Astronautas es la primera novela de ciencia ficción publicada por Stanislaw Lem.

Argumento:

Durante la realización de importantes trabajos de ingeniería en la región de Tunguska se encuentran los restos de un dispositivo extremadamente resistente que resulta contener el registro de vuelo de una nave espacial estrellada en la zona el 30 de junio de 1908, lo que se denominara entonces el bólido de Tunguska.

Una extensa comisión de científicos de muy diversas especialidades se pone a la tarea de estudiar y descifrar el contenido. Las conclusiones a las que llegan es que la nave espacial venía del cercano Venus, cuyos habitantes, extremadamente inteligentes, parecían estarse disponiendo para una colonización de la Tierra; posiblemente, previa aniquilación total de la vida en nuestro planeta.

Sin embargo, nada se logra averiguar acerca del aspecto o características de esto venusianos, tampoco se puede estar seguro de sus intenciones y resulta una verdadera incógnita por qué no se ha vuelto a saber nada de ellos.

Así pues, el gobierno de la Tierra decide enviar una misión científica a Venus, utilizando para ello un cohete espacial, el Cosmocrátor, que está siendo construido para una misión a Marte.

La novela:

Astronautas resulta una interesante pieza introductoria a la obra de Lem, ya que contiene casi todos los elementos que parecen centrar su interés y que desarrollaría en obras posteriores, especialmente la posibilidad del contacto con otras especies inteligentes.

La novela se encuentra dividida en dos partes. La primera, "El Cosmocrátor", está dedicada a la construcción del escenario. El primer capítulo nos habla del propio bólido de Tunguska, desarrollando casi un ameno artículo de divulgación. En el segundo capítulo se adentra ya en la ficción y nos plantea un escenario futuro, un no tan lejano 2003, en el que el comunismo ha vencido al capitalismo y las naciones hermanadas avanzan de manera decidida hacia la prosperidad gracias a las conquistas técnicas y científicas. Parece que nos encontramos aquí con una abierta concesión a los editores: Lem comprendió que, si quería publicar en plano régimen comunista, debía adoptar parte de su propaganda. Su maniobra es abierta en lo superficial, pero sin caer en el panfletismo y, en el fondo, la sociedad que propone, promovida por la ciencia y la hermandad humana, no es en absoluto diferente de la que encontramos en Star Trek (Gene Roddenberry, 1966). De hecho, estas características serán parte fundamental de la novela en su segunda parte, siendo los ideales que guíen a los astronautas científicos en su misión de establecer contacto con los, posiblemente, belicosos venusianos.

La segunda parte, "Diario del piloto", narra ya el viaje y exploración de Venus. Lem trata de introducir aquí algunas escenas de aventura, pero sus propuestas son siempre más psicológicas que físicas.

En conjunto, es una novela que se lee con facilidad y que mezcla el tono didáctico con la narración, utilizando diversos subterfugios para ello, como las narraciones anidadas, el uso de informes, etc.

El interesante prólogo a la edición realizada por Impedimenta en 2016 es bastante duro con el didactismo y la visión positivista que impregna la obra. Desde luego, se puede acusar a Lem de estas cosas, habituales por otra parte en la inmensa mayoría de la ciencia ficción anglosajona de la época. Sin embargo, entendido en su contexto temporal, se puede entender que Astronautas tuvo que ser una obra repleta de sentido de la maravilla, enormemente sugerente.

Por supuesto, su visión de Venus se ajusta a lo que por entonces se sabía del planeta y, aunque algunas de sus características no se correspondan con la realidad que actualmente conocemos, podemos afirmar que Lem estaba haciendo ciencia ficción dura; especialmente, por el gran protagonismo que la ciencia y la tecnología tiene en la obra.