El zum de sesenta minutos

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Saltar a: navegación, buscar
El zum de sesenta minutos
Autor: J.G. Ballard
Otros títulos: '
Datos de primera publicación(1):
Título original: The 60 Minute Zoom
Revista o libro: Bananas (revista)
Editorial: Emma Tennant
Fecha de 1976
Publicación en español:
Publicaciones(2): Cuentos completos
Otros datos:
Saga:  
Premios obtenidos:  
Otros datos: Ficha en ISFDB
Fuente externa: Ficha en Tercera Fundación
Notas:

  1. De la presente variante. Puede haber variantes anteriores. Consultar la fuente externa para ampliar información.
  2. Publicaciones en español las que la presente variante ha aparecido. Puede haber otras publicaciones de esta misma u otras variantes. Consultar la fuente externa para ampliar información.

J.G. Ballard (1976)

El zum de sesenta minutos es un relato de J.G. Ballard publicado por primera vez en la influyente revista literaria Bananas en la que Ballard era un colaborador habitual, al igual que otros autores vinculados a New Worlds. En Inglaterra fue incluido en la antología The Venus Hunters (1980), no publicada en castellano; pero permanecía inédito en español hasta la publicación de Cuentos completos en 2013.

Sinopsis:

Un hombre, durante unas vacaciones en la costa Brava, sospechando la infidelidad de su esposa, ha montado un dispositivo para espiarla mientras finge estar fuera: Ha alquilado un apartamento a unos centenares de metros del hotel en el que se alojan para montar una cámara japonesa de extraordinario zum, que se irá acercando paulatinamente al apartamento hasta pillarla in fraganti en el acto sexual.

El hombre planifica cuidadosamente este zum, obsesionado con la creación de una película casera en la que examina y sublima la relación con su esposa con una mezcla de frustración y deseo.

El relato:

Fuera del contexto que Ballard impone a su obra -por el mero hecho de ser Ballard, de ser un autor de ciencia ficción- el relato podría pasar por un ejemplo de realismo y suspense. Este relato es un claro ejemplo de la ciencia ficción que defendía el autor inglés, planteado en obras como La isla de hormigón (1974) o Crash (1973), donde el objeto de estudio es el futuro inmediato, el presente, los peligros y las patologías que la efervescente tecnología produce en el hombre moderno. Si en las dos obras citadas el tótem, el mito tecnológico que explora es el del automóvil y los paisajes inhumanos en los que se mueve, el conflicto representado por el accidente, en El zum de sesenta minutos el artefacto de estudio es el de la cámara.

A través de los comentarios a las escenas que hace el marido protagonista captamos esta pulsión vouyerista que tiende a alejar al espectador de lo contemplado y que confunde sus emociones, mezclando la ira inicial con la excitación sexual para quedar finalmente defraudado cuando el análisis metódico y distanciado que le proporciona la cámara le insensibilice.

La obsesión del protagonista es crear una película casera definitiva, lo que refleja cierta tendencia -exacerbada hoy en día por la proliferación de los dispositivos móviles- a tamizar todas las experiencias a través del visor, de la lente, que forzosamente va dejando elementos fuera de cuadro, que vuelve la imagen bidimensional, que focaliza y sesga, reduce, aplana y descontextualiza.

El hombre reconoce que su mujer tiene motivos para buscar otros amantes, que ha sido su alejamiento emocional lo que la ha impelido a ello; y aún así no se siente empujado a hacer nada por superar este foso entre ambos. Por contra, su único interés es filmarlo y vivirlo vicáriamente a través de la lente.

Ballar no exploró mucho más esta temática concreta, la de la lente, aunque el poder de los medios de comunicación y en especial la influencia de la televisión, la capacidad de la televisión para distorsionar la percepción de la realidad, está muy presente en su obra.