El increíble hombre menguante

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Saltar a: navegación, buscar
Nota: El presente artículo se refiera a la película de Jack Arnold. Para la novela de Richard Matheson ver El hombre menguante.

El increíble hombre menguante
Ficha técnica
Título original: The Incredible Shrinking Man
Nacionalidad: EE.UU.
Estreno 1: 22 de febrero de 1957
Duración: 81 min.
Ficha artística
Dirección: Jack Arnold
Guión: Richard Matheson y Richard Alan Simmons basado en la novela de Matheson, El hombre menguante
Producción: Albert Zugsmith para Universal
Fotografía: Ellis W. Carter (B/N)
Música: Irving Gertz y otros
Reparto: Grant Williams, Randy Stuart, April Kent, Paul Langton, Raymond Bailey, William Schallert...
Información suplementaria
Otros datos: Dirección artística:
Robert Clatworthy y Alexander Golitzen
Efectos visuales:
Everett H. Broussard y Roswell A. Hoffmann
Imdb: Ficha en Imdb
Notas:
  1. Primera fecha de primer estreno. No tiene por qué coincidir con el estreno en salas comerciales; puede ser en premieres, o festivales.

Jack Arnold (1957)

La película:

La década de los cincuenta fue en cierto modo la primera época dorada del cine de ciencia ficción, algo que queda demostrado con películas como esta. Quizás no pueda ser considerada una obra maestra en un sentido absoluto, pero es un producto no carente de osadía, imaginación y calidad.

Ante todo, hay que señalar que el argumento es absolutamente fiel a la novela de Matteson (no en vano él es también el guionista). Un buen día, sin saberse muy bien por qué (misteriosos efectos de una nube radioactiva perdida) Scott Carey comienza a menguar. Al principio es algo poco evidente, pero pronto se hace indiscutible. A lo largo del lento y penoso proceso de pérdida de estatura, las dificultades irán aumentando para Scott. Perderá su trabajo, comenzará a depender de su mujer -con quien la relación se irá haciendo más tensa- hasta que finalmente el propio gato se convierta en un peligro.

Las meditaciones de Scott, que nos irá narrando sus impresiones en voz en off, son casi las mismas que las de la novela y los tremas tratados son idénticos. Por ejemplo, es magistralmente sencilla y efectiva la manera en la que el director refleja la evolución de la relación marital. La inseguridad de Scott ante la pérdida de estatura se irá acentuando a medida que depende más de su esposa, y esta inseguridad derivará incluso en una “tiranía”. Scott, aún siendo consciente de que su actitud está alejando a su esposa, no podrá evitar mostrar resentimiento y mal carácter con una persona que está en todo momento a su lado apoyándole.

Los efectos visuales:

Aunque hoy en día se puede considerar que tales efectos han sido muy perfeccionados, la película consigue una gran impresión de realismo mediante técnicas muy sencillas, como confeccionar objetos cotidianos a escala, colocar a dos personas en dialogo a diferentes planos de profundidad, etc.

Mención especial merecen algunas escenas que han pasado ya a la historia del cine, como la épica lucha contra la araña, tantas y tantas veces reeditada, como en el caso de El señor de los anillos, película que tanto debe a esta obra.

Conclusión:

Se trata de una magnífica adaptación, que respeta el espíritu de la novela con la virtud añadida de dotar de un aura de credibilidad a una premisa que en el libro no deja de parecernos una metáfora.

Premios: