El hombre que evolucionó

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Saltar a: navegación, buscar
El hombre que evolucionó
Autor: Edmond Hamilton
Otros títulos:
Datos de primera publicación(1):
Título original: The Man Who Evolved
Revista o libro: Wonder Stories
Editorial: Hugo Gernsback (Editor)
Fecha Abril de 1931
Publicación en español:
Publicaciones(2): La edad de oro de la ciencia ficción
Otros datos:
Saga:
Premios obtenidos:
Otros datos:
Fuente externa: Ficha en Tercera Fundación
Notas:

  1. De la presente variante. Puede haber variantes anteriores. Consultar la fuente externa para ampliar información.
  2. Publicaciones en español las que la presente variante ha aparecido. Puede haber otras publicaciones de esta misma u otras variantes. Consultar la fuente externa para ampliar información.

Edmond Hamilton (1931)

Los errores científicos acumulados en este relato son tales que sólo tangencialmente puede ser considerado ciencia ficción. El argumento es muy simple (un hombre investiga más allá de lo que es dado conocer y sufre por ello horrorosas consecuencias) y mucho más cercano a un relato de terror de H.P. Lovecraft que a la ciencia ficción a la que estamos hoy en día acostumbrados.

No es sólo el argumento lo que recuerda a los viejos cuentos de terror de los años '30. El mismo estilo es propio de ese tipo de literatura, y así queda claro ya desde el primer párrafo:

"Aquella noche que en vano intento borrar de mi memoria, estábamos los tres en casa de Pollard. Éramos el doctor John Pollard, Hugh Dutton y yo, Arthur Wright. Aquella noche Pollard halló un destino cuyo horror nadie puede imaginar; desde aquella noche Dutton vive en una institución estatal dedicada al cuidado de los enfermos mentales, y yo soy el único que puede relatar lo que ocurrió."

Tras este comienzo el relato no mejora, moviéndose por caminos que, quizá en 1931 podían resultar sorprendentes o, tal vez, terroríficos, pero que hoy en día son perfectamente previsibles. Todo ello con un estilo excesivamente elaborado y sobreadjetivado.

Se trata, pues, de un relato interesante como testimonio de una época, pero que ha envejecido mal y carece de interés salvo para los que quieran conocer la ciencia ficción anterior a Campbell.