Las tribus de la noche

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Saltar a: navegación, buscar
Las tribus de la noche
Autor: José Manuel González Rodríguez
Otros títulos:
Datos de primera publicación(1):
Título original: Las tribus de la noche
Revista o libro: Certamen Alberto Magno de fantasía científica 2003
Editorial: Universidad del País Vasco (UPV)
Fecha Fecha desconocida de 2004
Publicación en español:
Publicaciones(2): Certamen Alberto Magno de fantasía científica 2003 (2004)
Recuerdos de la Vieja Tierra (2011)
Otros datos:
Saga:
Premios obtenidos: Alberto Magno
Otros datos:
Fuente externa: Ficha en Tercera Fundación
Notas:

  1. De la presente variante. Puede haber variantes anteriores. Consultar la fuente externa para ampliar información.
  2. Publicaciones en español las que la presente variante ha aparecido. Puede haber otras publicaciones de esta misma u otras variantes. Consultar la fuente externa para ampliar información.

José Manuel González Rodríguez (2004)

Se trata de un relato cuyo mayor mérito es el de plasmar con cierto detalle un mundo completamente diferente a la Tierra, describiendo someramente sus características físicas, su ecología (sobre todo su zoología) así como la sociedad humana que se ha tenido que adaptar a la misma.

Trama:

GA21 es un planeta inviable para la colonización humana debido, fundamentalmente, a que su sol emite una increíble cantidad de radiación ultravioleta, letal para cualquier tipo de vida. Sin embargo, su rotación es lo suficientemente lenta como para que haya surgido un ecosistema que vive de forma nómada siempre entre la zona oscura y el amanecer. Las plantas siguen un ciclo vital de enorme feracidad en las horas de penumbra, enterrándose y encapsulándose cuando el día asoma. Los animales viven casi a la carrera, huyendo del sol, alimentándose sin descanso para mantener el tremendo ritmo de subsistencia en el que tienen que recorrer a diario unos sesenta kilómetros.

Para estudiar esta curiosa ecología se estableció en el planeta una base científica permanente (aunque obligatoriamente móvil).

Pero un día, el agujero de gusano de Lira, que es el que comunicaba aquella región del espacio, colapsó sin previo aviso.

Quinientos años después se ha encontrado una ruta alternativa al planeta y se ha descubierto, para sorpresa general, que los descendientes de los científicos de la base han sobrevivido, adaptándose a las circunstancias.

Antes de proceder a su rescate, se concede un pequeño periodo de tiempo para estudiar la curiosa sociedad nómada que ha dado como resultado, y para investigarla mejor, se envía un explorador.

El relato se basa en las curiosidades, aventuras y peligros que corre este explorador al relacionarse con las tribus del planeta.

Estilo:

Tanto el tema como el estilo escogido para la narración recuerdan a El desastre de Enfer, del mismo autor, relato que quedó en segunda posición en la convocatoria de 2000. Con respecto a aquel, hay que reconocer que Las tribus de la noche posee un escenario mucho más completo (aunque describa menos especies), al abordar no sólo la zoología, sino también algo de la botánica, de las características geoplanetarias y de las sociedades.

El uso abundante del diálogo, como una transcripción de las conversaciones, está orientado a proporcionar la máxima información en el menor espacio y con el menor esfuerzo. Efectivamente, esto resulta en una economía en las descripciones que o bien no aparecen o bien son escuetas y meramente informativas.

El resultado es indudablemente dinámico, pero algo pobre en lo literario.

Podría pensarse que es un inmerecido primer premio del certamen Alberto Magno que promueve la Universidad del País Vasco; en especial, habiendo competido en esta ocasión con relatos tan interesantes y bien escritos como Amanecer, de José Antonio Cotrina y El cementerio de los androides, de Santiago García Albás. Sin embargo, hay que reconocer que José Manuel González vierte en su obra unas considerables dosis de imaginación realista, casi ciencia ficción dura, que se ajusta mejor que sus competidores a las bases, que reclaman una ficción científica.

Premios: