Diferencia entre revisiones de «Retrofuturismo»

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Saltar a: navegación, buscar
(Retrofuturismo en la ciencia ficción:)
(El retrofuturismo en la realidad:)
 
(No se muestra una edición intermedia de un usuario)
Línea 7: Línea 7:
 
La ciencia ficción ha constituido un elemento inspirador fundamental para esta corriente, aunque no el único. Igualmente importante por su recencia en la memoria popular y artística son los diversos movimientos artísticos, especialmente dentro de la arquitectura, desarrollados durante esos años, tales como el futurismo italiano y ruso, el modernismo, la arquitectura googie e incluso el brutalismo.
 
La ciencia ficción ha constituido un elemento inspirador fundamental para esta corriente, aunque no el único. Igualmente importante por su recencia en la memoria popular y artística son los diversos movimientos artísticos, especialmente dentro de la arquitectura, desarrollados durante esos años, tales como el futurismo italiano y ruso, el modernismo, la arquitectura googie e incluso el brutalismo.
  
Si no se puede ignorar la evidente influencia de los [[Cómic de ciencia ficción|cómics]] de ''[[Buck Rogers]]'' o las portadas de las revistas [[pulp]] de los años '40 y '50, tampoco se puede despreciar la importancia [[Sociedades en la ciencia ficción|social]] y artística de las obras de arquitectos como [[Frank Lloyd Wright]] o elementos que ya son un clásico de la decoración de interiores, como las lámparas de lava.
+
Si no se puede ignorar la evidente influencia de los [[Cómic de ciencia ficción|cómics]] de ''[[Buck Rogers]]'' o las portadas de las [[Revistas de ciencia ficción|revistas]] [[pulp]] de los años '40 y '50, tampoco se puede despreciar la importancia [[Sociedades en la ciencia ficción|social]] y artística de las obras de arquitectos como [[Frank Lloyd Wright]] o elementos que ya son un clásico de la decoración de interiores, como las lámparas de lava.
  
 
== El retrofuturismo en la realidad: ==
 
== El retrofuturismo en la realidad: ==
Línea 13: Línea 13:
 
Al margen de su expresión dentro del género de la ciencia ficción, el retrofuturismo deja ver claramente sus influencias en otras modalidades artísticas.
 
Al margen de su expresión dentro del género de la ciencia ficción, el retrofuturismo deja ver claramente sus influencias en otras modalidades artísticas.
  
Por ejemplo, en la arquitectura, se puede ver una tendencia retrofuturista en muchos arquitectos asociados al postmodernismo. Por mencionar unos pocos ejemplos, tenemos a César Pelli y sus rascacielos (las Torres Petrona de Malasia o la Messeturm de Frankfurt) o a Santiago Calatrava con sus estilizados edificios (la Ciudad de las Artes y Las Ciencias, en Valencia o el museo de Arte de Milwaukee)
+
Por ejemplo, en la [[Arquitectura en la ciencia ficción|arquitectura]], se puede ver una tendencia retrofuturista en muchos arquitectos asociados al postmodernismo. Por mencionar unos pocos ejemplos, tenemos a César Pelli y sus rascacielos (las Torres Petrona de Malasia o la Messeturm de Frankfurt) o a Santiago Calatrava con sus estilizados edificios (la Ciudad de las Artes y Las Ciencias, en Valencia o el museo de Arte de Milwaukee)
  
 
== Retrofuturismo en la ciencia ficción: ==
 
== Retrofuturismo en la ciencia ficción: ==

Última revisión de 20:19 19 sep 2010

El retrofuturismo es una corriente de ciencia ficción en la que la estética imita la imagen que del futuro se tenía en otras épocas.

Más ampliamente, constituye una corriente artística centrada en el diseño y que se caracteriza por el culto a las diferentes imágenes que se tenía del futuro en épocas pasadas, y especialmente a aquellas producidas entre los años '20 y '60 del siglo XX.

La autoría del término parece adjudicarse a Lloyd Dunn, fundador de la revista artística Retrofuturism, quien lo acuñó en 1983.

La ciencia ficción ha constituido un elemento inspirador fundamental para esta corriente, aunque no el único. Igualmente importante por su recencia en la memoria popular y artística son los diversos movimientos artísticos, especialmente dentro de la arquitectura, desarrollados durante esos años, tales como el futurismo italiano y ruso, el modernismo, la arquitectura googie e incluso el brutalismo.

Si no se puede ignorar la evidente influencia de los cómics de Buck Rogers o las portadas de las revistas pulp de los años '40 y '50, tampoco se puede despreciar la importancia social y artística de las obras de arquitectos como Frank Lloyd Wright o elementos que ya son un clásico de la decoración de interiores, como las lámparas de lava.

El retrofuturismo en la realidad:

Al margen de su expresión dentro del género de la ciencia ficción, el retrofuturismo deja ver claramente sus influencias en otras modalidades artísticas.

Por ejemplo, en la arquitectura, se puede ver una tendencia retrofuturista en muchos arquitectos asociados al postmodernismo. Por mencionar unos pocos ejemplos, tenemos a César Pelli y sus rascacielos (las Torres Petrona de Malasia o la Messeturm de Frankfurt) o a Santiago Calatrava con sus estilizados edificios (la Ciudad de las Artes y Las Ciencias, en Valencia o el museo de Arte de Milwaukee)

Retrofuturismo en la ciencia ficción:

Se pueden considerar dos corrientes fundamentales dentro del retrofuturismo.

Una consistiría en la representación del futuro visto a través de los ojos del pasado. Es decir, una recreación del estilo futurista de aquellos años aplicado a obras artísticas actuales. Dentro de esta modalidad cabría cualquier expresión artística. Concretamente, dentro de la ciencia ficción se pueden apreciar magníficos ejemplos caracterizados por su estética, como Brazil (1985) o Gattaca (1997).

La segunda, sería la recreación del propio pasado, exagerando algunos elementos tecnológicos, lo que da lugar a ucronías muy llamativas como Zot! (1984), La liga de los hombres extraordinarios (1999) o Sky Captain y el mundo del mañana (2004).

Íntimamente relacionado con esta versión retrofuturista del pasado encontramos el movimiento Steampunk. Esta rama imita la estética victoriana (siglo XIX), por lo que correspondería con la imagen que del futuro tendrían autores como Julio Verne o H.G. Wells. Con una base científica mucho más cuidada, encontramos aquí magníficas obras de ciencia ficción como La máquina diferencial (William Gibson y Bruce Sterling, 1990) o el Ciclo Barroco (Neal Stephenson, 2003-2004).