Nuclear, sí (Aviador Dro)

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Saltar a: navegación, buscar
Nuclear, sí (Aviador Dro)
Autor: Aviador Dro
Álbum: maqueta
Referencias Ci-Fi: Escenarios apocalípticos
Año: 4 de octubre de 1979

Aviador Dro (1979)

Nuclear, sí es el tema más conocido del grupo español de electro-pop Aviador Dro y sus Obreros Especializados, y su primer éxito, no exento de controversia.

Fue grabado como una maqueta el 4 de octubre de 1979. La emisora de radio, Radio 3, de Radio Nacional de España, comenzaba por entonces su andadura y el locutor Xabier Moreno trataba de buscar grupos españoles que realizasen una música avanzada. Moreno fue invitado a asistir a un ensayo del grupo, del cual quedó muy impresionado, y les ofreció realizar una sesión en los estudios de RNE.

La maqueta, compuesta por seis temas, fue emitida en el programa de Xabier Moreno, dando comienzo oficial a la andadura profesional del grupo, pioneros de la música electrónica en España.

Nuclear, sí supuso un gran impacto y dejó marcada la que sería huella característica de esta formación: música poco usual, netamente electrónica, compuesta por sintetizadores, órganos, ritmos y guitarras, de notas bien definidas, sin distorsión. Y en cuanto a la letra, ironía, tecnología y ciencia ficción bizarra.

Aparentemente, Nuclear, sí es un alegato a favor de la energía nuclear. Al superar el título, descubrimos, sin embargo, una postura disonante:

"Yo quiero bañarme en mares de radio
con nubes de estroncio cobalto y plutonio.
Yo quiero tener envolturas de plomo
y niños deformes montando en sus motos."

La canción continua en estos términos, describiendo paisajes extraños cuando no desolados, con seres mutantes y ciborgs. ¿Qué sucede aquí? La ambigüedad, la provocación, está servida. Por un lado, el escenario descrito parece poco o nada deseable. Por otro, la tremenda seriedad con que el grupo afirma estas preferencias implican mantener el papel, la interpretación de estos valores post-humanos de los que afirman ser abanderados, de forma continua, hasta el extremo.

En cualquier caso, una música pegadiza, extrañamente perfecta y contemporánea pese a las tres décadas que han pasado desde que la compusieran, con una letra chispeante que es un espacio para la reflexión y para la diversión al mismo tiempo.