Minority Report (Relato)

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Saltar a: navegación, buscar
Nota: Este artículo se refiere al relato de Philip K. Dick. Para otros usos ver Minority Report.

Minority Report (Relato)
Autor: Philip K. Dick
Otros títulos: El informe de la minoría
Datos de primera publicación(1):
Título original: The Minority Report
Revista o libro: Fantastic Universe
Editorial: King-Size Publications, Inc.
Fecha Enero de 1956
Publicación en español:
Publicaciones(2): Philip K. Dick. Cuentos completos IV (1987)
Otros datos:
Saga: No pertenece a ninguna saga
Premios obtenidos: No se le conocen
Otros datos: Adaptación cinematográfica:
Minority report (2002)
Fuente externa: Ficha en Tercera Fundación
Notas:

  1. De la presente variante. Puede haber variantes anteriores. Consultar la fuente externa para ampliar información.
  2. Publicaciones en español las que la presente variante ha aparecido. Puede haber otras publicaciones de esta misma u otras variantes. Consultar la fuente externa para ampliar información.

Philip K. Dick (1956)

En este relato (posteriormente llevado al cine por Steven Spielberg) K. Dick especula acerca de la predestinación y la posibilidad de alterar nuestro futuro si éste es conocido de antemano.

El hilo argumental se basa en la existencia de unos mutantes capaces de predecir el futuro, los precognoscientes o precogs. Éstos son utilizados por la Policía para predecir el crimen y combatir los asesinatos antes de que ocurran.

El protagonista, John Anderton, es el agente encargado de realizar las detenciones. Sin embargo, un día su vida se complica cuando, según los precogs, él será el siguiente futuro asesino. A fin de evitar su detención huye pero, entonces, se le plantea un dilema: si comete (o intenta cometer) el asesinato será detenido, pero si no lo hace pondrá en tela de juicio todo el sistema de precrimen y, con ello, todo su trabajo.

Además de esta paradoja, en la novela se plantea la ironía de que, debido a que los futuros asesinos fueron detenidos antes de cometer el crimen, en realidad, son inocentes.

Con cierta miopía, Spielberg decide en su película terminar con el sistema de los precogs debido a que falla (sin importarle su innegable éxito en la tarea de hacer desaparecer el asesinato).

Philip K. Dick, mucho más concienzudo, consigue en el relato que el protagonista demuestre no sólo su inocencia, sino que el sistema además no tuvo error, en un giro intelectual que recuerda mucho a la edad de oro de la ciencia ficción y a las historias de robots de Asimov en particular. En este sentido, hay que decir que se anticipa al Doctor A, quien en 1958 escribiría Todos los males del mundo, un relato en el que describe una técnica de lucha contra el crimen muy similar, si bien basada en los complejos cálculos de Multivac y no en los poderes psíquicos de algunas personas especiales.