Más vasto que los imperios y más lento

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Saltar a: navegación, buscar
Más vasto que los imperios y más lento
Autor: Ursula K. Le Guin
Otros títulos:
Datos de primera publicación(1):
Título original: Vaster Than Empires and More Slow
Revista o libro: New Dimensions I: Fourteen Original Science Fiction Stories
Editorial: Doubleday
Fecha Fecha desconocida de 1971
Publicación en español:
Publicaciones(2): Las doce moradas del viento
Otros datos:
Saga: Ciclo de Hainish
Premios obtenidos:
Otros datos:
Fuente externa: Ficha en Tercera Fundación
Notas:

  1. De la presente variante. Puede haber variantes anteriores. Consultar la fuente externa para ampliar información.
  2. Publicaciones en español las que la presente variante ha aparecido. Puede haber otras publicaciones de esta misma u otras variantes. Consultar la fuente externa para ampliar información.

Ursula K. Le Guin (1971)

Se trata de un relato incluido dentro del ciclo de Hainish. Tiene lugar en la época de la Liga de los mundos y una mención específica a Rocannon permite situar la acción como inmediatamente posterior a los acontecimientos narrados en El mundo de Rocannon.

Argumento:

Un grupo de investigadores es enviado a un planeta lejano (planeta 4470 en la estrella K6-E-96651, a unos 250 años luz de la Tierra) para iniciar su exploración.

Se trata de una expedición más allá de los límites colonizados por la expansión hainita en busca de auténtica vida alienígena. Los voluntarios realizarán un viaje de 256 años, más allá del alcance operativo del ansible, por lo que estarán incomunicados durante siglos (aunque apenas sean unos meses de su tiempo subjetivo). La característica que distingue a esta expedición de otras es la presencia en ella de Olsen, un émpata. Éste es un humano que sufre una enfermedad inicialmente confundida con el autismo, pero que es en realidad un exceso de empatía. Y es que Olsen es capaz de percibir de forma muy clara e intensa los sentimientos de los que lo rodean, y reacciona ante ellos de la misma forma. Dado que la impresión inicial que produjo en los demás fue negativa, el ambiente en la nave es tenso y difícil.

La trama se complica cuando descubren que el planeta al que han llegado, que inicialmente parece contar sólo con vida vegetal, produce en Olsen una intensa sensación de miedo.

Descubren que las plantas del planeta están interconectadas, de forma que son capaces de formar una vaga forma de conciencia. Sin embargo, no tienen percepción del exterior. Hasta la llegada de la nave no conocían la existencia de otros; la comunicación con un ser de estas características se aventura imposible.

El problema de la comunicación:

Pese a lo que pudiera parecer por el planteamiento, el problema del contacto no es fundamental en el desarrollo de la obra, sino apenas un problema que debe ser resuelto. Resulta interesante comparar la gran similitud entre este planeta 4470 y el Solaris de Stanislav Lem, propuesto diez años antes; pero las intenciones dramáticas y especulativas de ambas obras son muy diferentes.

Le Guin prefiere centrarse en la psicología de los personajes y las complejidades de un grupo de humanos, apenas funcionales, obligados a convivir en condiciones de intimidad extrema.

Así, el novum propuesto (la existencia de un empata) le permite indagar sobre el egoísmo, los prejuicios, las irracionalidades, el rechazo y, en definitiva, la empatía. Curiosamente, el contacto con el otro, como uno de los grandes temas de la ciencia ficción, y para lo cual el género se suele servir de la metáfora del extraterrestre, es devuelto al origen por la autora, que vuelve a centrar el objeto de estudio en el propio ser humano.

El resultado:

Pese a estar incluido dentro del ciclo de Hanish, este relato escapa ligeramente a las marcas que definen esta saga. Su planteamiento es, digamos, más canónico con la ciencia ficción de la época, más alejado de la antropología.

La premura a la que obliga el formato de relato corto también plantea un fuerte contraste con la obra más madura de Le Guin y un exceso de personajes (diez exploradores con sus particulares personalidades extremas) embrolla un tanto la compresión de las psicologías.

Aún así, un excelente relato que mueve a la reflexión y que empieza a dejar ver lo mejor de Le Guin.

Curiosidades:

Le Guin hace un pequeño homenaje a El señor de los sueños (Zelazny, 1966) al utilizar el nombre del protagonista de esta obra (Charles Render) para denominar el síndrome que sufre Olsen, autismo por exceso de empatía.

Premios:

Finalista:

Ciclo de Hainish
Libros de la saga Cronología / calendario Planeta
Gregoriano Liga de los Mundos Ecumen
Los desposeídos (1974) 2300 - - Urras-Anarres
El nombre del mundo es bosque (1976) 2368 18 - Hatshe (Nueva Haití)
El mundo de Rocannon (1966) 2684 334 - Rokanan (Formalhaut II)
Planeta de exilio (1966) 3755 1405 376 Werel (Alterra)
Ciudad de ilusiones (1967) 4370 2020 991 Tierra
La mano izquierda de la oscuridad (1969) 4870 2520 1491-1497 Gueden (Invierno)
Las doce moradas del viento (1975) Varios Rokanan, Gueden, 4470, Urras
Un pescador del mar interior (1994) Varios Hain, Ve, M-60-340-nolo, Ganam, O
Cuatro caminos hacia el perdón (1995) 5458 3108 2079-2102 Yeowe-Werel, Hain
El relato (2000) (?) (?) (?) Aka
El cumpleaños del mundo (2002) Varios Gueden, Seggri, O, Eleven-Soro, Yeowe-Werel