Diferencia entre revisiones de «La tierra de los hijos»

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Saltar a: navegación, buscar
M (La obra:)
(Premios:)
Línea 45: Línea 45:
  
 
* 2017: Gran Premio de la ACBD (Asociación de críticos y periodistas de cómic de Francia)
 
* 2017: Gran Premio de la ACBD (Asociación de críticos y periodistas de cómic de Francia)
 +
 +
=== Finalista: ===
 +
 +
* 2019: Premios Lorna ([[Celsius 232]]) a mejor cómic traducido al castellano publicado en papel
  
 
[[Categoría:Cómics de ciencia ficción|Tierra de los hijos]]
 
[[Categoría:Cómics de ciencia ficción|Tierra de los hijos]]
 
[[Categoría:Cómics de los años 2010|6]]
 
[[Categoría:Cómics de los años 2010|6]]
 
[[Categoría:Escenarios apocalípticos|Tierra de los hijos]]
 
[[Categoría:Escenarios apocalípticos|Tierra de los hijos]]

Revisión de 13:35 24 ene 2020

La tierra de los hijos
Datos de publicación:
Título original: La Terra dei Figli
Fecha de publicación: 2016
Guión: Gipi
Dibujo/Tinta: Gipi
Color:
Editorial: Coconino press (Italia)
Salamandra Graphic (España)
Otros datos:
Premios obtenidos: Gran Premio de la ACBD
Otros datos: 288 pgs B/N

Gipi (2016)

La tierra de los hijos es una novela gráfica del creador italiano Gian-Alfonso Pacinotti, más conocido como Gipi. Fue publicada originalmente en Italia en 2016. En España ha sido publicada por Salamandra Graphic en abril de 2018.

Argumento:

La historia se sitúa en un futuro indeterminado, que no parece muy alejado del presente, en el que la sociedad ha sucumbido. Se trata de un escenario postapocalíptico en el que los pocos supervivientes sobreviven de manera aislada, cazando o pescando y haciendo trueques ocasionales con otros supervivientes igualmente endurecidos y desconfiados.

Las tierras aparecen en su mayoría inundadas, lo que propicia el aislamiento, y las aguas se encuentran infestadas de cadáveres humanos y peces no aptos para comer.

En este contexto, un padre trata de sacar adelante a sus dos hijos. No les ha enseñado a leer y les prohíbe las caricias o palabras como amor, en un deseo de endurecerles para que sobrevivan. Sin embargo, el padre escribe todas las noches en un cuaderno todo lo que acontece y, quizás también sus verdaderos sentimientos hacia sus hijos.

La obra:

Lo primero que llama la atención es el aspecto gráfico, austero en los medios, pero muy expresivo. Aunque en obras anteriores Gipi se caracterizó por un excelente uso del color mediante las acuarelas, en esta ocasión utiliza únicamente el lápiz en blanco y negro, sin recurrir ni siquiera al entintado. El resultado es un dibujo levemente caricaturesco (típico del autor) que realza efectos de desgaste, las magulladuras o la vejez, y que refuerza una sensación de abandono y dureza.

Otro aspecto notable es la ausencia de voz narrativa, a excepción del primer párrafo, previo a la propia narración, que introduce al lector en el escenario con una explicación implícita:

Sobre las causas y los motivos que condujeron al fin habrían podido escribirse capítulos enteros en los libros de historia.
Pero después del fin ya no se escribieron más libros.

A partir de ese momento, las únicas palabras que aparecen son los parcos diálogos de los personajes, compuestos por frases extremadamente breves, creando la sensación de que nos encontramos en un mundo fundamentalmente silencioso. Ni siquiera las palabras escritas en el cuaderno (reproducido páginas enteras) resultan legibles para el lector, igual que no son legibles para los hijos protagonistas.

Este deterioro del lenguaje adopta particularidades dependiendo del grupo de supervivientes que nos encontremos. Si el padre y los hijos utilizan un lenguaje directo, duro y enunciativo, los gemelos cabezones utilizan un lenguaje naïf y los fieles del dios wapo han adoptado una jerga disparatada que parece derivar del lenguaje utilizado en las redes sociales.

Estas limitaciones impuestas en los apartados gráficos y narrativos se han puesto al servicio de historia, que indaga en la relación paterno-filial de los protagonistas. El guion se desarrolla de manera convencional, con un principio que propone el escenario, un detonante de la acción, un desarrollo y un desenlace más o menos esperanzador, y el motor de la acción es el deseo por parte de Lino, uno de los hijos, de averiguar qué es lo que ha escrito su padre en el cuaderno y, especialmente, qué es lo que su padre ha escrito en el cuaderno sobre él. Lino, este niño-adolescente, se encuentra torturado por la impresión de que su padre le desprecia, y teme que el cuaderno confirme este extremo. El lector, por su parte, deberá indagar sobre si la estrategia seguida por el padre, la severidad y el destierro de la ternura para endurecer a sus hijos en un mundo cruel, es acertada. El propio autor parece opinar que no lo es, cuando trufa su historia de diversos momentos en los que triunfa la humanidad de los personajes.

Un trabajo que tal vez sea convencional en cuanto a la historia que nos pretende contar (demasiadas obras de temática apocalíptica en los últimos años) pero que está contada con maestría, fuerza y convicción.

Premios:

Obtenidos:

  • 2017: Gran Premio de la ACBD (Asociación de críticos y periodistas de cómic de Francia)

Finalista:

  • 2019: Premios Lorna (Celsius 232) a mejor cómic traducido al castellano publicado en papel