Diferencia entre revisiones de «Girl Loves Me (David Bowie)»

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Saltar a: navegación, buscar
(Página creada con «{{Canción| | Autor= David Bowie | Álbum= Blackstar | Año= 8 de enero de 2016 | URL-Video= https://youtu.be/1qDCGohFmfc | URL-Fuente= https://www.youtube.com |...»)
 
(Sin diferencias)

Última revisión de 11:51 12 ene 2020

Girl Loves Me (David Bowie)
Autor: David Bowie
Álbum: Blackstar
Fecha: 8 de enero de 2016
Vídeoclip: Videoclip en YouTube
Referencias Ci-Fi: La naranja mecánica
1984

David Bowie (2015)

Girl Loves Me es un tema musical escrito y compuesto por David Bowie y producido por Bowie y Tony Visconti en 2015, incluida en su último disco, Blackstar, publicado en 2016.

Se trata de una canción con un ritmo marcado y cadencioso, sobre cuya base Bowie hace más una salmodia que un vedadero canto, con la voz creando ecos. Las líneas instrumentales van creceindo desde una simpla cuerda de bajo a la que se suma una batería muy suave, de jazz y arreglos de cuerda.

La letra de la canción es prácticamente indescifrable y Bowie parece más interesado en jugar con el sonido de las palabras que en el mensaje subyacente. Esto es debido al uso intensivo del nadsat, la lengua ficticia que Anthony Burgess creó para La naranja mecánica (1962), a la que Bowie suma algunas otras palabras en un segundo dialecto, el polari (o palari), propio del underground artístico y homosexual londinense.

Bowie ya había utilizado vocablos del nadsat en Suffragette City y toda la iconografía de la adaptación cinematográfica de la obra de Burgess realizada por Stanley Kubrick en 1971 tuvo una apreciable influencia en The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars (1972).

Existe también un guiño muy significativo a 1984 la novela escrita por George Orwell en 1949, un libro muy apreciado pro Bowie, cuando el cantante menciona que está sentádo en el Chestnut Tree, el café en el que se reunen los miembros criminales y en el cual, Winston Smith espera al final de la obra, incapaz ya de sentir nada por su antiguo amor, lo que enlaza con el tema de la canción.

Una pieza inquietante, extraña, que se suma a otras obras de Bowie en las que la narrativa, la música y la literatura, se mezclaban para cultivar el concepto de artista total.