El hombre bicentenario (Relato)

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Saltar a: navegación, buscar
Nota: Este artículo se refiere al relato de Isaac Asimov. Para otros usos ver El hombre bicentenario.

El hombre bicentenario (Relato)
Autor: Isaac Asimov
Otros títulos:
Datos de primera publicación(1):
Título original: The Bicentennial Man
Revista o libro: Stellar Science Fiction
Editorial: Ballantine
Fecha Febrero de 1976
Publicación en español:
Publicaciones(2): El hombre bicentenario (Antología)
Otros datos:
Saga: Historias de robots
Premios obtenidos: Nebula
Hugo
Locus
Encuesta Locus de 1999
Otros datos: Adaptación al cine:
El hombre bicentenario (1999)
Fuente externa: Ficha en Tercera Fundación
Notas:

  1. De la presente variante. Puede haber variantes anteriores. Consultar la fuente externa para ampliar información.
  2. Publicaciones en español las que la presente variante ha aparecido. Puede haber otras publicaciones de esta misma u otras variantes. Consultar la fuente externa para ampliar información.

Isaac Asimov (1976)

En 1976, con motivo del segundo centenario de la independencia de Estados Unidos, Asimov recibió, junto a otros autores, el encargo de escribir un relato. Este encargo sólo tenía una limitación: el título del relato debía ser El hombre bicentenario . Asimov decidió que, puesto que un hombre normal no podía ser tan longevo, el protagornista debería ser un robot.

El protagonista es Andrew, un robot anómalo; tan anómalo que es capaz de realizar creaciones artísticas y, así, hacer la fortuna de su propietario. Éste es un hombre abierto de miras y que siente cierto aprecio por su robot, por lo que decide ingresar en una cuenta a nombre de Andrew la mitad de lo que percibe por sus trabajos.

Cierto día Andrew comunica a su dueño que quiere comprar su libertad. Esto causa un cierto revuelo, ya que no queda claro si, legalmente, puede declararse libre a una máquina. En el juicio Andrew declara que comprende lo que es la libertad y que la desea. El juez se basa en esa afirmación y sentencia que no puede negar el derecho a la libertad a ningún ente capaz de comprender lo que ésta significa y desearlo.

En su calidad de ser libre, Andrew se decide a caminar vestido por la calle. Determinado día un grupo de impresentables lo obligan a desnudarse (como robot, Andrew debe cumplir las tres leyes de la robótica y obedecer a cualquier humano).

Esto incita a Andrew a dar un último paso: convertirse en humano.

Una a una va sustituyendo piezas de su cuerpo mecánico por piezas orgánicas hasta que, por fin, sólo queda el cerebro, imposible de sustituir. Al final, Andrew decide que se permita a su cerebro deteriorarse y morir. Con este argumento (su mortalidad) se le declara, finalmente humano.

En 1999 Chris Columbus realizó una adaptación cinematográfica libre; aceptable, pero de una calidad mucho menor que la del relato original.

El relato puede ser encontrado en la antología El Hombre del Bicentenario.

Premios: