Dune (Libro)

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Saltar a: navegación, buscar
Nota: Este artículo se refiere al libro de Frank Herbert. Para otros uso ver Dune.

Dune (Libro)
Autor: Frank Herbert
Otros títulos: No se le conocen
Datos de primera publicación(1):
Título original: Dune
Revista o libro: Dune
Editorial: Chilton
Fecha Diciembre de 1965
Publicación en español:
Publicaciones(2): Dune
Otros datos:
Saga: Saga de Dune
Premios obtenidos: Nebula
Hugo
Premio Internacional de Fantasía
Seiun
Encuesta Locus de 1975
Encuesta Locus de 1987
Encuesta Locus de 1998
Otros datos: Adaptaciones:
Dune (Película) (1984)
Dune (Televisión) (2000)
Fuente externa: Ficha en Tercera Fundación
Notas:

  1. De la presente variante. Puede haber variantes anteriores. Consultar la fuente externa para ampliar información.
  2. Publicaciones en español las que la presente variante ha aparecido. Puede haber otras publicaciones de esta misma u otras variantes. Consultar la fuente externa para ampliar información.

Frank Herbert (1965)

Dune, para algunos la mejor novela de ciencia ficción de la historia, es una obra a medio camino entre la Space Opera y la reflexión histórica y política, iniciadora de la saga de novelas de Frank Herbert y que, años después, continuaría su hijo.

El libro consta de dos partes, publicadas de manera independiente:

La primera parte, Mundo de Dune (Dune World), publicada en tres entregas en la revista Analog entre 1963 y 1964, y finalista al premio Hugo de novela en 1964.

La segunda parte, Profeta de Dune (The Prophet of Dune), publicada én cinco entregas también en Analog, a lo largo de 1965.

El contexto:

La novela tiene lugar en un abigarrado escenario futuro en el que la galaxia está dominada por un Imperio. Además del Emperador, las distintas casas nobles luchan entre sí por obtener sus propias cuotas de poder y, eventualmente, optar a usurpar el trono.

Herbert imaginó un universo en el que la inteligencia artificial habría sido erradicada y prohibida, por lo que las complejas funciones que esta tecnología permitiría desarrollar deberían ser asumidas por meros humanos, ayudados por una droga llamada melange o especia, facilitadora de experiencias extrasensoriales.

Junto a esto, una característica fundamental de la sociedad descrita por Herbert es la especialización de grupos humanos, incluso de planetas enteros, en diversas funciones y tecnologías, muchas de ellas dependientes para su funcionamiento del consumo de especia.

La genealogía de las casas viene determinada por la Bene Gesserit, que guarda un cuidadoso y secreto registro de las líneas de consanguinidad. En definitiva, conducen un programa eugenésico en el que seleccionan individuos por sus especiales características. En buena medida, son responsables de la base genética humana sobre la que la especia debe actuar para revelar las facultades psíquicas. Las damas Bene Gesserit poseen poderes extrasensorial cercanos a la prescencia.

La Cofradía Espacial tiene el monopolio de los viajes interestelares. Aunque la tecnología que permite doblar el espacio es humana, su uso seguro requiere que los navegantes consuman grandes cantidades de especia, hasta alcanzar un estado de conciencia que les permite calcular las rutas de viaje.

Pero aunque la Cofradía tiene el monopolio de la tecnología del viaje, la economía está dirigida por la CHOAM, una entidad que tiene el poder de fijar el precio de los recursos o de fijar las tasas de transporte de los productos.

En definitiva, el comercio de especia es el eje fundamental del Imperio. Sin especia no es posible la comunicación entre los planetas y se resienten muchas otras áreas de la sociedad.

Pero la melange sólo existe en Arrakis, de manera que quien domina Arrakis domina la galaxia. Sin embargo, ¿quién domina Arrakis? ¿La casa que administra su explotación? ¿El Emperador, que es quien decide qué casa administra Arrakis? ¿La Cofradía, que posee el monopolio de los satélites que vigilan la superficie de Arrakis? ¿La CHOAM, que es, en última instancia, quien fija el precio de la especia y de su transporte...?

La trama:

Con estas premisas, a la Casa Atreides le ha sido asignada por el Emperador la explotación del planeta Arrakis, pero la Casa Harkonen, quien anteriormente llevaba a cabo esta labor, no acepta ser relegada y ataca a la casa Atreides destruyéndola casi por completo.

Sin embargo, el heredero de la casa, Paul Atreides, sobrevive y se une a los fremen, nativos del planeta al que llaman Dune y que habitan en el desierto. Merced a ciertas profecías, Paul no sólo es aceptado entre ellos, sino que los dirige en rebelión.

La novela. Ecología, política, religión, tragedia:

Dune ha sido definido como una epopeya ecológica, pero este epíteto ha de ser entendido en su contexto. Frank Herbert dedicó varios años a imaginar un mudo desértico que dista mucho de estar muerto, con un complejo ciclo biológico muy distinto del de la Tierra. Más aún, la posibilidad de cambiar la ecología de Arrakis y convertirlo en un mundo de abundante agua es uno de los motores como personajes de los fremen (los habitantes nativos del planeta). Pero el planeta desértico es sólo el entorno en el que se desarrolla una intensa lucha política y en el ejercicio de esta facultad es la manera que tiene el autor de mostrar la complejidad de la sociedad humana.

Por eso Dune debería ser definido mejor como una epopeya sociopolítica. Herbert dispone en el escenario multitud de facciones e intereses contrapuestos y nos introduce en un baile de alianzas en el que los individuos que encarnan a cada facción se mueven de manera casi inevitable, casi determinista.

Paul Atreides, ganando los poderes de ver los posibles futuros, se convierte simultaneamente en el ser que conducirá al conjunto el inevitable final de la crisis planteada, al tiempo que es imposible no verlo como una mera marioneta que no puede sino escoger el único camino posible. El tramo final de la novela presenta una doble crítica a la religión entendida como un poder político: Las Bene Geserit y el propio Paul utilizan la religión para conseguir sus fines políticos, y la masa que sigue sus preceptos termina por parecer al lector como humanos menos libres. El propio Paul lo ve así, y estima este devenir de las cosas como algo lamentable pero también inevitable. En esta inevitabilidad reside la segunda crítica a la religión: no sólo nos hace menos libres, menos humanos, sino que finalmente escapa del control de quienes creían servirse de ella. Así, pese a que Paul es capaz de prever una futura guerra santa en su nombre que arrasará el Imperio, también comprende que no puede hacer absolutamente nada para evitarla, que la guerra proseguirá incluso si él desaparece..

Se produce en este sentido un cierto extrañamiento en el lector, que recuerda a la psicohistoria y las crisis Seldon de la Saga de la Fundación, donde el protagonista es a un tiempo un personaje atado a la inevitabilidad (que en Dune adquiere tintes de fatalidad griega) así como el forjador de su destino y el de todos los que le rodean.

Pasajes de la novela recuerdan, efectivamente, a las tragedias griegas y el propio apellido del protagonista, Atreides, nos remite al mito de Agamenón, caudillo principal de los griegos de desgraciado final y los mitos de Edipo y de Casandra también ejercen gran influencia en la novela. En cuanto a su estructura, se puede apreciar una secuencia de desafíos para el protagonista, cada vez mayores, más peligrosos y más decisivos, que acompañan el crecimiento de Paul como hombre y como caudillo, de manera similar o las pruebas y trabajos de los héroes griegos.

En lo poético, la prosa de Herbert es sencilla, sin frases altisonantes, adecuada a la filosofía de la obra. En numerosas ocasiones se introducen mantras, adagios y proverbios, detalles en el lenguaje, los nombres y los conceptos, que crean una ambientación exótica y vagamente espiritual, al estilo del budismo; pero que también sirven para anticipar y ampliar conceptos del mundo creado, convirtiendo al escenario en algo muy sólido e inmersivo.

La descripción del evocador Dune, de sus sobrecogedores gusanos de arena y de los fremen y sus costumbres, ahondan en el sentido de la maravilla de la obra, que se convierte en una epopeya, y puede incluso recordarnos a Los siete pilares de la sabiduría, de T.E. Lawrece.

Una obra enormemente ambiciosa, pero equilibrada.

Premios:

Dune fue sin duda la obra principal de Frank Herbert, una gran novela reconocida con los principales premios de ciencia ficción.

Obtenidos:

Finalista:

Saga de Dune

Comprende: Trilogía Leyendas de

Dune

Trilogía de las casas Trilogía original Segunda trilogía
Libros:
Acontecimientos:

Jihad Butleriana

Acontecimientos políticos previos a Dune

Alzamiento y muerte de Muad'Dib
Regencia de Alia

Regencia del Dios Emperador
Dispersión
Destrucción de Arrakis

Personajes:

Serena Butler

Shadam IV
Duque Leto Atreides

Paul Atreides
Alia Atreides

Leto II
Miles Teg

Lugares:

Arrakis

Conceptos:

I.A. | Rebelión de las máquinas

Melange | Mentat | Cofradía Espacial | Bene Gesserit | CHOAM | Fremen
Ingeniería genética | Ghola | Gusanos de arena de Arrakis