Danza de tinieblas

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Saltar a: navegación, buscar
Danza de tinieblas
Autor: Eduardo Vaquerizo
Otros títulos:
Datos de primera publicación(1):
Título original: Danza de tinieblas
Revista o libro: Danza de tinieblas
Editorial: Minotauro
Fecha ‌ de 2005
Publicación en español:
Publicaciones(2): Danza de tinieblas
Otros datos:
Saga: Crónica de tinieblas
Premios obtenidos: Ignotus
Xatafi-Cyberdark
Otros datos:
Fuente externa: Ficha en Tercera Fundación
Notas:

  1. De la presente variante. Puede haber variantes anteriores. Consultar la fuente externa para ampliar información.
  2. Publicaciones en español las que la presente variante ha aparecido. Puede haber otras publicaciones de esta misma u otras variantes. Consultar la fuente externa para ampliar información.

Eduardo Vaquerizo (2005)

Danza de tinieblas es una ucronía ambientada a principios del siglo XX, de hecho, resulta ser una obra emblemática dentro del subgénero del steampunk netamente español.

Premisas; punto jombar:

En una breve introducción se nos cuenta que, en la primavera de 1571. Felipe II muere a causa de un accidente de caza. Su hermano, Juan de Austria (hijo bastardo de Carlos V), regresa apresuradamente a la península tras vencer en Lepanto contra los turcos para luchar por la sucesión. Finalmente, en una sangrienta guerra civil, consigue hacerse con la corona a costa de pagar con la separación de la iglesia católica de Roma y la renuncia a buena parte de los estados europeos. En contraprestación, consigue retener el imperio, que tres siglos y medio más tarde sigue unido bajo la figura del rey, líder político y religioso.

Pero, aunque éste pueda parecer el punto jombar en el que la realidad de la novela y la histórica se separan, existe un punto de divergencia anterior, notablemente importante en la trama y en su ambientación: judíos y moriscos no fueron expulsados de España en tiempos de los Reyes Católicos, sino que el enfoque pragmático del rey Fernando prevaleció, absorbiendo a estos pueblos dentro del famoso crisol de culturas hispano, hasta el punto de que, en el presente narrativo, los judíos son poderosos banqueros y economistas, indispensables para el imperio.

La trama:

En Madrid, en 1927, el cabo de alguaciles Joannes Salamanca es llamado a ayudar a un inquisidor en la investigación de la muerte en extrañas circunstancias de un joven judío. Su papel será el de mero guardaespaldas y pronto se dará cuenta de que toda la enrevesada trama de espionajes e intrigas le supera, pero de la mano del fraile con su inquisitiva mente, irá descubriendo el rastro de una serie de asesinatos que parecen estar relacionados con algún tipo de amenaza contra el Imperio.

La novela:

Los pasajes se suceden con enorme velocidad y el protagonista salta de encuentro en encuentro, de pelea en pelea, casi sin solución de continuidad. El ritmo es arrebatador, así como la excelente ambientación en un Madrid muy distinto del que conocemos pero de apariencia muy real. Vaquerizo trabaja de manera concienzuda los aspectos que dan carta de realidad a este escenario y este es uno de sus mayores logros.

Menos redondo le ha quedado la psicología de los personajes y su evolución. Sobre todo en los primeros capítulos, echa mano en exceso de los estereotipos, sin tomar el tiempo adecuado para que el lector se familiarice con los protagonistas y los identifique como reales. Con frecuencia, estos tienen menos entidad que el escenario por el que se mueven, lo que puede llegar a desestabilizar el pacto de ficción.

Tampoco se pueden dejar de mencionar ciertas inconsistencias, frases poco pulidas que parecen delatar una corrección apresurada que no ha pasado por unos ojos suficientemente críticos.

La obra es absolutamente recomendable y todo un referente para la ciencia ficción nacional, especialmente por el uso de personajes, habla, intenciones y escenarios tan genuinamente españoles (castizos habría que decir). Pero hay que reprochar a Vaquerizo el no haber dedicado más espacio a la cohesión psicológica de los personajes, un tratamiento profundo que hubiera dado más rotundidad al conjunto, alejándolo de esa sensación de irrealidad que rompe el encanto del escenario.

Premios:

Obtenidos:

Finalista:

Crónica de tinieblas
Siglo Historias de Eduardo Vaquerizo Historias de otros autores
Crónicas de tinieblas (2014, antología)
XVI
XVII
XVIII
XIX
XX