Compañía de sueños ilimitada

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Revisión de 11:28 4 nov 2015 por Venom (Discusión | contribuciones) (¿Ciencia ficción?:)

(dif) ←Older revision | view current revision (dif) | Newer revision→ (dif)
Saltar a: navegación, buscar
Compañía de sueños ilimitada
Autor: J.G. Ballard
Otros títulos: No se le conocen
Datos de primera publicación(1):
Título original: The Unlimited Dream Company
Revista o libro: The Unlimited Dream Company
Editorial: Jonathan Cape
Fecha Octubre de 1979
Publicación en español:
Publicaciones(2): Compañía de sueños ilimitada
Otros datos:
Saga: No pertenece a ninguna saga
Premios obtenidos: Premio Británico de Ciencia Ficción
Otros datos: No hay otros datos
Fuente externa: Ficha en Tercera Fundación
Notas:

  1. De la presente variante. Puede haber variantes anteriores. Consultar la fuente externa para ampliar información.
  2. Publicaciones en español las que la presente variante ha aparecido. Puede haber otras publicaciones de esta misma u otras variantes. Consultar la fuente externa para ampliar información.

J.G. Ballard (1979)

Muchas obras de Ballard, en especial aquellas por las que obtuvo mayor reconocimiento como escritor, resultan difíciles de etiquetar.

Este es el caso de Compañía de sueños ilimitada. Sin duda se trata de una historia sugerente, narrada con enorme viveza, pero que se resiste a ser catalogada como ciencia ficción.

La trama:

El protagonista, Blake, tras un rapto de locura en el que casi mata a su novia, roba una avioneta del aeropuerto de Londres para terminar estrellándose en el Támesis a orillas de Shepperton, una ciudad dormitorio de las afueras. Tras salvar la vida milagrosamente, su presencia en el pueblo parece alterar el comportamiento de los habitantes e incluso la misma realidad. Shepperton comienza a inflamarse de vida hasta convertirse en una anomalía exuberante y él mismo parece investido de poderes mesiánicos.

La novela:

La novela en sí es una exposición en varios actos de la transformación del pueblo bajo la influencia perturbadora de Blake, que parece soñar la realidad. El piloto estrellado se nos presenta como una especie de mesías que va liberando las almas de los habitantes de Shepperton, quienes paulatinamente irán desprendiéndose de sus vinculaciones materiales y cadenas sociales. Soñando colectivamente que son aves, peces o ciervos, van entrando en comunión con la naturaleza hasta alcanzar el milagro final, que es el vuelo “a propulsión humana” gracias al cual escaparán definitivamente de Shepperton.

Ballard deja varias señas de identidad en el relato, lo que lo hace muy afín a otras de sus obras, como Crash: los aviones, el vuelo, los accidentes, la violencia y el sexo… Incluso la presencia de una tecnología doméstica muy presente en el escenario y que parece representar el mundo real del que se quiere librar el protagonista.

Lavadoras, televisores y otros electrodomésticos van siendo utilizados de diferente forma por los personajes, mostrando sus diferentes valores icónicos. Inicialmente, son los bienes de consumo cuya posesión confiere estatus. Tras la liberación/perturbación mental del pueblo, las amas de casa construyen altares con estos aparatos para adorar reliquias del traje de Blake y sólo el personaje antagonista se dedica a saquear las tiendas y las casas, acumulando los aparatos en su jardín.

Violencia y sexo también tienen un gran protagonismo y aparecen estrechamente unidas desde el principio. Blake, trastornado por lo que ocurre, desarrolla un fuerte impulso sexual hacia todos los seres vivientes, a quienes al mismo tiempo quiere fagocitar y llevar a una muerte material para renacer en la verdadera realidad que él sueña.

Con estos elementos, y utilizando un lenguaje colorido y expresivo, Ballard describe la triple transformación del pueblo, de sus habitantes y de él mismo.

¿Ciencia ficción?:

Ballard utiliza varios elementos para mantener cierta ambigüedad sobre la historia. El narrador es el propio protagonista, sobre quien desde un principio, antes del accidente, ya recae la sospecha de cierta perturbación, lo que hace que el relato no sea fiable. ¿Es cierto lo que está contando o son locuras? La transformación del pueblo, surrealista y que sin embargo no parece sorprender a nadie, refuerza esta sospecha.

Pero aún más fuerte es la sospecha de que Blake no ha sobrevivido al accidente y que todo es producto de su mente durante estos últimos momentos en los que se está ahogando. Durante la narración, numerosas pistas refuerzan esta segunda sospecha, y en especial la obsesión que siente Blake por los restos de la avioneta sumergida en el río y donde teme encontrar los restos del piloto.

En definitiva, la explicación de lo que acontece no se resuelve: no sabemos si poderes superiores han concedido a Blake esas extrañas capacidades, si es el relato de un perturbado o si es la imaginación final de un hombre moribundo. Ballard parece no querer pronunciarse y, de hecho, la novela funciona perfectamente sin necesidad de esta aclaración; o quizás, funciona gracias a esta indefinición que permite dejar abierta la interpretación.

Por consiguiente, es difícil decir si nos encontramos ante una novela de ciencia ficción o de fantasía, al no poder decir si existe algo verdaderamente sobrenatural en ella. Incluso asumiendo como real lo relatado, desconocemos el origen de los poderes de Blake y, honestamente, este origen es irrelevante.

Lo que sin duda podemos decir es que se trata de una novela deslumbrante, muy expresiva, que aborda temas que no son impropios de la ciencia ficción: el mundo actual, sus iconos, la alienación de las personas y el miedo a ser censurado si alguien se atreve a romper esta alienación.

Premios:

Obtenidos:

Finalista: