Cine de ciencia ficción

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Revisión de 10:49 15 ago 2016 por Venom (Discusión | contribuciones) (Años '90 y posteriores:)

(dif) ←Older revision | view current revision (dif) | Newer revision→ (dif)
Saltar a: navegación, buscar
Ampliada-64.png Esta página debe ser ampliada o reestructurada

 

Ver notas.

El cine es una forma de arte compleja que reúne diferentes medios alrededor de una trama. A diferencia del teatro, requiere de medios técnicos que permitan capturar y reproducir la imagen y que, correctamente empleados, permiten recursos mucho más complejos, desde elipsis narrativas, saltos de tiempo y lugar en la acción a el empleo de la técnica artística fotográfica o, incluso, espectaculares efectos especiales.

Por todo ello, el cine es un medio mucho más adecuados para la ciencia ficción que el teatro, dada la complejidad de realizar los escenarios, vehículos y otros muchos efectos de ambientación.

Primeras épocas:

En 1895 los hermanos Lumiere inventan el cinematógrafo que, inicialmente, era más un espectáculo de feria que se presentaba como asombro de la técnica, con escenas que mostraban eventos habituales como la salida de los obreros de una fábrica o la llegada de un tren a al estación.

Este espectáculo pronto dio lugar a una industria consolidada basada en la proyección de películas que narraban de historias, y ya en la primeras décadas del siglo XX surgió un circuito de salas de proyección, productoras como Universal Studios, Paramount Pictures, 20th Century Fox o United Artists, y estrellas como Chaplin, Harold Lloyd o Buster Keaton; había nacido el cine

Entre las primeras historias narradas en cine dignas de ser llamadas obras de ciencia ficción se encuentran: La charcutería mecánica creada por los Lumiere en 1895, el mismo año en que presentaron su invento, en la que se muestra cómo un cerdo se introduce en un contenedor y sale ya en forma de salchichas; El cirujano (1897), de George Melies, en la que un cirujano va cambiando piezas a su paciente; El payaso y el autómata (1897), de nuevo de George Melies y la primera aparición de un robot en el cine; X rays (1897), de George Smith, primera película rodada en rayos X; La luna a un metro (1898), de George Melies; una película de Melies de 1899 en la que se muestran insectos gigantes...

Sin embargo, la mayor parte de estas obras son simples escenas en las que se muestra un hecho asombroso más que una historia con un hilo argumental mínimamente sólido. Se considera que Viaje a la Luna (George Melies, 1902) es la primera película de ciencia ficción digna de tal nombre.

Pese a esta multitud de pequeños ejemplos, la necesidad de crear escenarios y efectos complejos para ambientar correctamente las historias de ciencia ficción, las primeras épocas del cine no presentan muchos ejemplos de este género, salvo honrosas excepciones como la ya mencionada Viaje a la Luna o Metrópolis (Fritz Lang, 1927).

Años '50:

Nota: Ampliar.

Los años mezclan el desarrollo de la ciencia ficción a lo largo de la edad de oro (y la de plata, que se desarrollará a lo largo de esta década) con el desarrollo y popularización de técnicas cinematográficas más complejas.

Esta unión de argumentos interesantes y posibilidades técnicas hicieron de los '50 una época dorada para el cine de ciencia ficción, con películas memorables como Ultimatum a la Tierra (1951), La guerra de los mundos (1953), 20.000 leguas de viaje submarino (1954) o El increíble hombre menguante (1957).

Años '70:

Los años '70 significaron una nueva revolución en el medio.

La guerra de las galaxias (1977) significó un cambio revolucionario en la concepción del cine en general y del cine de ciencia ficción en particular. La base de este cambio residió en el acuerdo entre George Lucas y Fox, según el cual Fox se llevaba los beneficios de la película y Lucas los de mercadotecnia. Sin embargo, La guerra de las galaxias fue la primera película que ganó más en mercadotecnia que en taquilla, lo que hizo que las productoras vieran el interés del cine no tanto como un producto por sí mismo sino como una catapulta para la venta de otros productos; se trataría de los llamados blockbusters..

Esto significaba que las películas debían ser atractivas para poder generar un interés por parte del público en comprar juguetes y otros productos (ropas, promociones de restaurantes de comida rápida...) basados en la película. De esta forma el cine evolucionó hacia una mayor espectacularidad y, por lo tanto, medios técnicos.

Los efectos visuales se convirtieron en uno de los elementos más importantes del medio. Esto hizo del cine de ciencia popular entre los adolescentes, con películas como , Alien, el octavo pasajero o (1978) Star Trek (1979).

Años '80:

Esta supeditación del medio a los efectos visuales (algo, por otra parte, lógico en un medio basado en el espectáculo visual) continuó en la década posterior con películas como Tron (1981), Terminator (1984) o Desafío total (1990).

Sin embargo, en los '80 hubo un cambio temático y estético muy interesante, ligado al fenómeno del ciberpunk.

Este cambio estético se veía ya en películas como Alien, pero fue Blade Runner (1982), también de Ridley Scott, quien marcaría una auténtica ruptura estética. Desde el punto de vista temático hay también una variación hacia el pesimismo y, si bien éste existia ya antes en películas como THX 1138 (1971) o Cuando el destino nos alcance (1973), éste se hará más patente en los '80 con películas como Atmósfera cero (1981), Robocop (1987), Perseguido (1987) en las que, más allá de su calidad cinematográfica, se hace notar la idea de un escenario tópico en el que la libertad el hombre ha sido supeditada a los intereses de las grandes compañías.

Años '90 y posteriores:

Los años '90 supusieron un paso más en esta evolución por el camino de los efectos especiales gracias a la llegada del ordenador, que supuso una revolución en el desarrollo de los efectos especiales con películas como Terminator 2: El día del juicio final (1991), Parque Jurásico (1993), El quinto elemento (1997), Minority Report (2002), La guerra de los mundos (2005)...

El final de la primera década del siglo XXI supuso el comienzo de la popularización de la tecnología de visionado en 3D, con películas como Avatar (2009) o TRON: Legacy (2010).

Más allá de los efectos visuales:

Nota: Ampliar.

Esta explosión de efectos especiales, sin embargo, no ha impedido la producción de películas de "auténtica" ciencia ficción especulativa como la ya mencionada Blade Runner (1982), 1984 (1984), Gattaca (1997), Solaris (2002), Hijos de los hombres (2006).

Ciencia ficción
Definiciones, clasificación y géneros afines: Su historia y sus medios: Relación con otros medios y géneros: