Ciencia ficción prospectiva

De Alt64-wiki, la enciclopedia libre.
Revisión de 20:46 14 dic 2015 por Vendetta (Discusión | contribuciones)

(dif) ←Older revision | view current revision (dif) | Newer revision→ (dif)
Saltar a: navegación, buscar

Hablamos de ciencia ficción prospectiva (o especulativa) para referirnos a aquella rama de la ciencia ficción que se apoya en las premisas del género (mundos imaginarios, plausibles y coherentes) para realizar especulaciones psicológicas, sociales, éticas...

Con esto se pretende hacer referencia a un tipo de ciencia ficción cuya finalidad es crear en el lector un desasosiego, una disonancia entre la realidad exterior a la obra y el mundo posible de la obra, que le obligue a replantearse algunas convenciones.

Su mecanismo habitual es alterar un elemento concreto de la realidad (el nóvum) para tratar de imaginar cómo sería la sociedad resultante y por qué se produciría ese cambio.


Origen del término:

El término literatura prospectiva es originalmente acuñado por Julián Diez (2008), quien lo proponía para definir una literatura social cuya temática sería la creación de un mundo futuro posible. "Literatura basada en una hecho innovador que rompe de modo traumático nuestras convicciones sobre el funcionamiento de la sociedad" (Díez, 2009). Se basa en que existe toda una tradición de novelas de este tipo, desde finales del siglo XIX. Posteriormente esta tradición se habría fundido con la ciencia ficción que surgió con las revistas pulp, durante la primera mitad del siglo XX.

El enfoque de Diez es enormemente restrictivo, pero sirve de base para que otros teóricos de la ciencia ficción construyan una acepción diferente. Esta se identificaría con un tipo de literatura de ciencia ficción orientada a la creación de escenarios improbables pero no imposibles en los que desarrollar de manera estética inquietudes éticas, psicológicas, sociales o metafísicas.

Esta es, básicamente, la propuesta de Fernando Ángel Moreno en su libro Teoría de la literatura de ciencia ficción (2010) y, así mismo, es la acepción recogida en esta wiki. Así, mientras Díez propone el término "prospectiva" como un género diferente de la ciencia ficción, la acepción aquí recogida se refiere más bien a un tipo de ciencia ficción cuyo enfoque es prospectivo.

Necesidad del término:

En la literatura anglosajona tienen separados, al menos de manera informal, dos tipos de ciencia ficción, al margen de su calidad literaria: La Sci-fi, referida a un tipo de obra normalmente orientado a la aventura y en el que predomina el sentido de la maravilla, y la SF, en la que se da preferencia a la especulación y la indagación humanista.

Sin embargo, en España no se han adoptado unos términos equivalentes, lo que provoca que se metan en el mismo cajón de sastre dos tipos de literatura con objetivos (y presumiblemente, recursos retóricos y poéticos) absolutamente diferentes.

Trazando paralelismos con la literatura fantástica, resulta evidente que las características de una obra de terror como El Horla (Guy de Maupassant, 1886) son totalmente diferentes de la literatura maravillosa de El Señor de los Anillos (J.R. Tolkien, 1954), y que un lector puede preferir uno u otro tipo de manera independiente a su calidad.

Así pues, siendo evidente que existen tipos diferentes de ciencia ficción, ¿por qué es necesario diferenciarlos con una terminología?

Como herramienta orientativa del lector

Bajo la etiqueta de "ciencia ficción" se agrupan obras excesivamente dispares. Una correcta etiquetación permite al aficionado y al desconocedor del género acercarse a estas obras sabiendo lo que va a encontrar. Un lector cualquiera que ha disfrutado con obras como 1984 (1949) o Solaris (1961) puede quedar confuso y decepcionado si, al enterarse de que estas obras son ciencia ficción, se pusiera a leer una Space Opera, independientemente de sus posibles méritos literarios.

Y viceversa, un lector amante de las aventuras espaciales y que identifica éstas con la etiqueta de "ciencia ficción" puede que se aburra soberanamente con las especulaciones filosóficas de Stanislav Lem en Solaris, por más que discurra en un planeta alienígena.

Como herramienta académica:

Por similares razones, investigadores, filólogos y críticos necesitan dotar de un cuerpo teórico a la ciencia ficción de manera similar a como ya se hizo en los años setenta con el género fantástico.

Existen herramientas muy interesantes que se han propuesto para todo el conjunto de la ciencia ficción, como son el nóvum. Pero al investigar la forma interna del género se suele llegar a la conclusión de que la ciencia ficción es excesivamente heterogénea para ser definida.

Sin embargo, la distinción entre obras prospectivas y lúdicas o maravillosas simplifica y aclara este acercamiento. Desde el punto de vista académico, la identificación (en el sentido de denominación) parece inevitable, sea bajo este epíteto de "prospectiva" o de otra etiqueta que reúna el consenso de profesionales y aficionados.

Como herramienta editorial:

Un punto a tener muy en cuenta es la necesidad que están sintiendo algunos autores y editores de desvincularse del término "ciencia ficción", desprestigiado desde hace décadas debido a su excesiva identificación con la literatura barata y de aventuras. Prospectiva es un término indicado para obras que normalmente aspiran a hacer reflexionar al lector antes que simplemente a deslumbrarlo y, por esto mismo, son el tipo de obras que más perjuicio están sufriendo con la denostación del término "ciencia ficción" como género pensado para el mero divertimento.

Aceptación del término:

Gran parte de los aficionados y de los autores rechazan el término Los motivos que se suelen aducir es que el término "ciencia ficción" es suficiente para etiquetar estas obras. Igualmente, por motivos nostálgicos, muchos rechazan el uso de un término que consideran malsonante y poco explicativo, considerándolo casi un neologismo barbarizante.

Una minoría de aficionados ha aceptado el término, con diferentes matices en sus acepciones.

Siendo un término creado en un entorno académico, es de suponer que tiene mayor aceptación entre investigadores y críticos profesionales, que aspiran a dotar de un cuerpo teórico a la ciencia ficción para alejarla del diletantismo.

No obstante, hay que decir que, aunque Julián Díez y otros miembros de la Asociación Cultural Xatafi llevan algunos años promoviendo el uso de este término, no es hasta 2010, con la publicación del libro de Moreno, que el término prospectiva adquiere un cuerpo teórico que puede favorecer su uso con cierto rigor académico.

En definitiva, es un término de nuevo cuño, que proporciona incuestionables ventajas y que ha suscitado un interesante debate entre el fandom; pero es demasiado pronto para determinar si será aceptado o no.

Otros posibles términos:

Actualmente, como se deduce del apartado anterior, el término "prospectiva" no está mayoritariamente aceptado y es simplemente una propuesta que se empieza a valorar. El lector común lo desconoce por completo y gran parte del fandom lo rechaza.

Sin embargo, su propuesta viene unida a uno de los primeros intentos de dotar de un cuerpo teórico al género, que estudie la retórica y la poética de la ciencia ficción de manera similar a como hace décadas ya se hizo con la fantasía.

La necesidad de este cuerpo teórico es uno de los principales valedores de la adopción de "prospectiva" para identificar un tipo de ciencia ficción totalmente diferente tanto de la Space Opera como de la novela científica.

No obstante, existen otros términos que podrían cumplir esta misma función, de acepciones muy similares, y que cabe adoptar como sinónimos en espera de que se instaure el término definitivo (hecho que quizás no ocurra hasta dentro de muchos años).

Especulativa:

Ciencia ficción especulativa, ficción especulativa, ficción proyectiva especulativa... Se refiere a un tipo de ciencia ficción en la cual el rasgo dominante es la especulación sobre el tema característico de la obra.

La diferencia con la prospectiva es que esta especulación no tiene por qué ceñirse a extrapolar inquietudes actuales para examinar cuestiones psicológicas, filosóficas o sociales, sino que se puede permitir especular con temas menos humanistas que no tienen por qué producir en el lector una ruptura con sus creencias. Por ejemplo, la ciencia ficción dura puede ser considerada una literatura especulativa que tiene por objeto las posibilidades futuras de una tecnología determinada, sin tratar en ningún caso su influencia en la sociedad.

Sin embargo, esta acotación es igualmente válida para la prospectiva, cuya definición según la RAE permitiría adoptar una acepción similar, al ser el hard una ciencia ficción que hace prospección de las posibilidades futuras de una tecnología.

Ficción proyectiva:

La ficción proyectiva sería la construcción de un mundo posible a partir de una proyección del mundo actual, mediante una extrapolación de alguna característica que sería la que se pretende estudiar.

Sin embargo, la amplitud del término permite aplicarlo a cualquier ficción de corte no realista, lo que incluiría también a la fantasía y no separaría la prospectiva del resto de géneros de la ciencia ficción.

Ciencia ficción
Definiciones, clasificación y géneros afines: Su historia y sus medios: Relación con otros medios y géneros: