La religión...

 

 

Página Principal
La familia
Los media
La televisión
La religión
La autoridad
La alternativa

Decía el viejo renano que "la religión es el opio de los pueblos".

No le faltaba razón, pero seguramente hoy en día el opio de los pueblos es la televisión, y no una serie de frases y doctrinas que nadie se cree.

La religión nace del miedo a lo desconocido, de la necesidad del hombre primitivo de creer que todo puede ser explicado y que hay alguien a quien rogar para que la caza sea buena.

Muchas religiones han evolucionado desde entonces hasta límites insospechados de refinamiento en las formas (la religión católica es un buen ejemplo), pero debajo de todas ellas está el viejo chamán pidiendo al Espíritu del Mamut que la caza sea buena.

Ni siquiera sus presuntas doctrinas morales son tales, pues se basan en el castigo y la recompensa, y la bondad interesada no es bondad.

En cualquier caso, no por ello han dejado de ser los sacerdotes personas que viven de la fe y de la credulidad de los demás. Hay honrosas excepciones. Misioneros que se van a Africa enseñar a leer a los negritos y monjitas que reparten ropa y sopita entre los necesitados. Pero mucho más arriba en el escalafón sigue habiendo gente, parásitos sociales que nada producen, que quieren valerse de su autoridad sobre un buen número de personas para medrar en su beneficio y el de los suyos.

 

alt64@alt64.org